Transparencia

Instituto Nacional de Reforma Agraria

Fuentes de Financiamiento

En Transparencia

La cooperación internacional, en atención a las demandas sociales que determinan la problemática agraria en Bolivia y considera la necesidad imperiosa de apuntalar la institucionalidad correspondiente para evitar nuevos conflictos asumió un rol importante durante y después del período de intervención al INRA.


Es el caso del proyecto Tierras Bajas (conocido como Proyecto Lowland), uno de cuyos componentes financió parte de la intervención y, posteriormente, la puesta en marcha del proceso de conciliación de una nueva norma agraria.
Para el período junio 1995 - diciembre 2004, el Banco Mundial comprometió el financiamiento del Programa Nacional de Administración de Tierras (PNAT) que tiene como objetivos:


o    La preparación y consolidación de la Ley de Administración de Tierras y Fortalecimiento Institucional
o    Fortalecimiento del INRA
o    Fortalecimiento del Registro de la Propiedad
o    Fortalecimiento del Registro Legal Catastral.


Derechos Reales, el Tribunal Agrario Nacional y la Superintendencia Agraria, a tiempo de constituirse de acuerdo con la Ley, en protagonistas del PNAT, fueron, además del propio INRA, entidades beneficiadas con recursos provenientes de la cooperación internacional.


Posteriormente, el Fondo Nórdico de Desarrollo, también en el marco del PNAT, apoyó la ampliación del área de servicios en zonas contiguas y el gobierno de Holanda hizo lo propio con el proceso de regularización agraria en el departamento de Chuquisaca, integrando a ello etapas consecuentes al saneamiento, tales como el registro legal catastral en Derechos Reales y el Mantenimiento de la Información Catastral a cargo de los municipios.
El Gobierno de Dinamarca financió el proceso de Saneamiento de Tierras Originarias, en las TCOs Tapiete (Tarija), Monteverde, Iupaguasu y Guarayos I (Santa Cruz), que luego se amplió incorporando demandas provenientes tanto de tierras bajas como de tierras altas, en un afán por equilibrar el beneficio de las comunidades originarias. Este apoyo está en curso y tiene vigencia hasta el año 2009.


El FIDA/CAF, en cofinanciamiento con el gobierno de Canadá, dio inicio al saneamiento en polígonos priorizados del Territorio Indígena Chimán (Beni), Territorio Indígena del Parque Nacional Isoboro Securé (Beni y Cochabamba) y Multiétnico II (Beni).


En el Trópico de Cochabamba, con apoyo de la Comunidad Europea, en el marco del Programa de Apoyo a las Estrategias de Desarrollo Alternativo en el Chapare (PRAEDAC), se incorpora el componente de catastro y saneamiento y se ejecuta de manera interinstitucional.

En la misma zona, se anota el Proyecto de Titulación de Tierras en Bolivia (Bolivia Land Titiling Program – BLTP, por sus siglas en inglés), financiado por la agencia estatal de ayuda estadounidense USAID, a través de la administración de la organización Chemonics.


Además se encuentran otras fuentes financieras con diversos montos y motivaciones; entre ellas se puede citar al BID, FONABOSQUE, TRANSREDES, WWF, COSUDE, USAID, TOTAL PETROL, TRANSIERRA GASYRG, BG BOLIVIA y PETROBRÁS


Todo ello supuso para el INRA la instrumentación progresiva de mecanismos adecuados para la administración y control de recursos económicos destinados tanto para bienes como para servicios, responsabilidad que ha sido cumplida sin mayores sobresaltos. Queda pendiente, sin embargo, la tarea de confrontar información respecto de lo ejecutado con dichos fondos y los resultados alcanzados. Más aún si se toma en cuenta que varios procesos fueron iniciados pero no concluidos y que el hecho de darles continuidad supondrá nuevos costos.


La orientación para la ejecución de los fondos fue la contratación de empresas internacionales y nacionales, conocida como terciarización; en razón de que se consideraba que “el Estado no tenía la capacidad de ejecutar los recursos económicos”. En general, la aplicación de esa modalidad fue negativa para el país, en resultados y calidad de los mismos, puesto que se ha saneado menos superficie de la contratada.


El Fondo Nórdico de Desarrollo tiene relación con el INRA desde el inicio del proceso agrario, como contraparte al Banco Mundial,  junto al Banco Interamericano de Desarrollo, son instancias con las que el INRA tiene contratos de préstamo desde el año 2000, para ejecutar el saneamiento en propiedades afectadas por el camino carretero Santa Cruz – Puerto Suárez, para financiar el Proyecto de Protección Ambiental y Social en el Corredor Santa Cruz – Puerto Suárez, en las provincias Chiquitos, Ángel Sandoval y Germán Bush, y para financiar el Programa de Saneamiento de Tierras y Catastro Legal (BID 1512) que tenia inicialmente el objetivo de concluir el proceso de saneamiento en Santa Cruz y Pando y actualmente a ampliado su área de intervención a casi todo el país.


El Gobierno de Dinamarca, es uno de los que mayor cantidad de recursos financieros a destinado al saneamiento, con carácter de donación, especialmente para el saneamiento de TCOs, inicialmente con un proyecto piloto y posteriormente, a través del Programa Sectorial de Apoyo a Pueblos Indígenas, Participación Popular y Descentralización que entre otros componentes tuvo el de saneamiento de tierras ejecutado por el INRA y que ha finalizado durante la gestión 2010 en su segunda fase de implementación, habiéndose iniciado en 1998.
El Reino de los Países Bajos inicia su apoyo durante la gestión 1997. El apoyo actual tenía vigencia hasta diciembre de 2009. Sin embargo, en noviembre de 2010 una nuevo acuerdo de contribución entre el Ministro para Asuntos Europeos y Cooperación Internacional de los Países Bajos y el Estado Plurinacional de Bolivia, para apoyar al “Plan Trienal 2010-2012 de Ajuste al Nuevo Estado Plurinacional del Instituto Nacional de Reforma Agraria” a denominarse el Programa, hasta un máximo de Bs.70.000.000 (Setenta millones 00/100 bolivianos). 


En el principio los recursos estaban dirigidos casi exclusivamente al saneamiento de tierras de los departamentos de Chuquisaca y Tarija, pero el apoyo permitirá abrirse hacia otras regiones y hacia acciones que van más allá del saneamiento de la propiedad agraria.
El Gobierno sueco por su parte, ha iniciado su apoyo al INRA el 2008, a través de la Embajada de Dinamarca con el Proyecto de Fortalecimiento a la Capacidad Técnica y Administrativa del INRA. En el marco de este apoyo, el INRA ha gestionado recursos específicos para el Catastro Rural y para el fortalecimiento institucional del INRA, que si bien ha bordeado los quinientos mil dólares americanos, los resultados son altamente satisfactorios por el avance que se ha dado en cuanto a la recaudaciones de recursos propios, así como a trazar un camino para avanzar con el Catastro Rural en Bolivia.


Las negociaciones con la Unión Europea se han plasmado en un acuerdo de cooperación que ha empezado con un proyecto piloto en el trópico de Cochabamba y Yungas de La Paz para las gestiones 2009 y 2010, con la posibilidad ampliarse a futuro.
 

DIRECCION
Calle Junin 745, Esq.Indaburo
Central: 2-2408757
Casilla: 4786
La Paz, Bolivia © 2012
Para cualquier consulta use la linea gratuita 800 10 4041, para sugerencias sobre la pagina web comuniquese con la administracion al correo electronico informaciones@inra.gob.bo
XHTML CCS RSS